EVITE EL CONCURSO DE ACREEDORES

En Afinasa defendemos la idea de que el concurso de acreedores es la última y peor opción para una empresa en dificultades. No siendo intención de esta reseña hacer doctrina concursal, sí hay que advertir al empresario en apuros de ciertas cuestiones que rodean la actual regulación del concurso de acreedores, cuyas consecuencias distan mucho de los objetivos que plantea su exposición de motivos, cuyo supuesto objetivo es la preservación de la integridad y continuidad de la empresa concursada. Nada más lejos de la realidad, ya que los datos oficiales arrojan que en más del 90% de ocasiones, el concurso termina con la liquidación de la empresa.

0
Días a su servicio

Póngase en contacto con Afinasa

La relación de créditos en el orden concursal y la actual estructura del proceso favorable a los intereses de los acreedores privilegiados como la banca y el estado, hacen que el articulado de la Ley Concursal recientemente modificada desmienta las promesas de su exposición de motivos.

El concurso de acreedores no sólo lleva a la liquidación de la empresa sino que también provoca la estigmatización crediticia del empresario declarado fallido y su consiguiente imposibilidad de financiación para nuevos proyectos. 

Y en el caso de que no haya cierre, genera problemas tan diversos como la intromisión de la banca en la nueva dirección o cuanto menos un lastre en la información financiera de la compañía que nacerá con los pasivos que arrastre de los convenios con los acreedores

En Afinasa contamos con un amplio equipo.

 Abogados, administradores y auditores de cuentas, expertos en banca privada, fusiones y adquisiciones, reestructuraciones de empresas con insolvencia, que le pueden ayudar de un modo importante a desarrollar su proceso de concurso si no queda otra solución. 

 

Pero nuestra misión como inversor directo es evitar que se llegue a ese punto pues nuestro negocio principal es reflotar y crear valor para las empresas, no liquidarlas.